+255 620 581 607wunderkindtz@gmail.com Nyanda street, Nyasaka, Ilemela, Mwanza
Created by potrace 1.15, written by Peter Selinger 2001-2017

De los hombres solteros, la partida sobre hembras trae la esperanza de el apego

De los hombres solteros, la partida sobre hembras trae la esperanza de el apego

Cincuenta hembras inscribirГ­ВЎ mueven en las asientos, tras en las bolsos rГ­mel: resplandor labial desplazГЎndolo hacia el pelo peines. Con sus manos alisan entre los cabellos sueltos: la mujer se quita el rizador que lleva en el flequillo a lo largo de horas, otra mira en un chiquito espejo el fulgurante delineado sobre ojos color turquesa.

Algunas cantan en voz pequeГ­В±a la mГєsica que flota a travГ©s del bus desplazГЎndolo hacia el pelo miran ansiosamente por la ventana: hacia el grupo de casas que se destaca en este tramo vacГ­o del foco de EspaГ±a.

El bus inscribirГ­ВЎ detiene en una gran bodega y no ha transpirado las mujeres se animan. Luego de un trayecto de seis horas desde Madrid -cuatro en bus, dos de almorzar bocadillos y no ha transpirado sangrГ­a en un bar a lo esplendido del trayecto: han llegado al paГ­s sobre Calzadilla sobre la Cueza, en donde esperan hallar a alguien a quien amar.

Han pagado 23 dГіlares de correr en la caravana sobre chicas, un autobГєs intimo que lleva a las mujeres solteras sobre Madrid a chicos pueblos rurales de una noche sobre cena: bebida y no ha transpirado bailoteo con entre los agricultores locales.

Las mujeres representan la muestra representativa del incremento de la inmigraciГіn en EspaГ±a a principios de el siglo XXI. Son colombianas: dominicanas, cubanas y peruanas. Son acupunturistas: escritoras: cuidadoras y cocineras. Son sobrevivientes sobre la violencia domГ©stica, madres solteras, abuelas orgullosas: algunas estГЎn divorciadas desplazГЎndolo hacia el pelo pocas son espaГ±olas.

Guadalupe de la Quintana Soles, de 60 aГ±os, ajusta su guardavientos dorada y no ha transpirado escudriГ±a la planicie mГЎs allГЎ sobre la plaza. SonrГ­e: sin embargo estГЎ ansiosa: preguntГЎndose si en la actualidad podrГ­a ser el fecha en que finalmente conozca a un hombre. La primera oportunidad que viajГі en individuo de aquellos autobuses fue hace 2 dГ©cadas: cuando tenГ­a 39 aГ±os desplazГЎndolo hacia el pelo cualquier era nuevo: el estado, la ciudad: su estado civil. Recientemente divorciada: Quintana viajГі en un puГ±ado sobre caravanas con tres amigas: la totalidad de peruanas igual que la novia.

Era la alto refrescante desde un Madrid contaminado desplazándolo hacia el pelo poquito afectuoso: y no ha transpirado los lugareños eran harto amables: taciturnos: No obstante más amables que los varones de la urbe, muy nerviosos. Después, la a la: las amigas se enamoraron y no ha transpirado se casaron desplazándolo hacia el pelo dejaron de ir. Esta vez: la sobrina sobre Quintana: de 28 años: es su ayudante. “Ojala”, dice la sobrina. “Si Dios quiere: espero que conozca a alguien”.

La mujer que participa en la partida: revisa su aspecto en un pequeГ± reflejo primeramente de regresar a su destino

La primera “caravana de mujeres” partió en 1995. Manuel Gozalo, un empresario segoviano, estaba preocupado razón por la que la lenta desaparición sobre entre los pueblos sobre la España rural: en donde la densidad sobre colectividad es sobre tan sólo 7 individuos por milla cuadrada. Había audición hablar sobre que en la urbe sobre Aragón, las jóvenes solteros tenían pocas posibilidades. En 1985, invitaron a un autobús de chicas a inspeccionar la ciudad para cenar desplazándolo hacia el pelo realizar la fiesta. La partida fue un éxito: la docena de parejas inscribirí¡ casaron y no ha transpirado un ex alcalde de la localidad es el hijo sobre la sobre esas parejas. Gozalo quiso reproducir la idea.

La EspaГ±a rural ha capturado durante bastante lapso la imaginaciГіn del estado: retratada en la literatura como un ambiente de otro universo y no ha transpirado sublime. Pero ciertos pueblos nunca son mГЎs que un puГ±ado sobre casas de canto a lo extenso sobre un itinerario sobre tierra. No Existen escuelas, ni hospitales: ni bares, ni niГ±os. Calzadilla sobre la Cueza goza de 50 seres conectados oficialmente igual que residentes: pero seguramente sГіlo 30 viven allГ­.

Durante dГ©cadas, los residentes han huido sobre estos pueblos en busca de enormes urbes: una disposiciГіn migratoria que comenzГі en la tГ©rmino de 1950, cuando el dictador Francisco Franco invirtiГі fuertemente en las zonas urbanas: dejando a la EspaГ±a rural en el olvido.

Hoy en conmemoraciГіn, el 90% de la poblaciГіn vive en 1.500 ciudades desplazГЎndolo hacia el pelo pueblos que en combinado ocupan sГіlo el 30% de el territorio del estado. En bastantes pueblos rurales, los Гєnicos que quedan son entre los agricultores varones que envejecen. A veces: podrГ­В­an pasar varios dГ­as primero de ver a una mujer.

Una seГ±al indica el camino a Calzadilla sobre la Cueza, un poblaciГіn rural espaГ±ol con cincuenta habitantes. Angel Navarrete / De el Times

AsГ­ que las caravanas son notables, dice CГ©sar espada, el dueГ±o del hotel. Estos varones requieren empresa.

Espada usa culotes acampanados y una amplia risita, saludando a las hembras cuando entran al hotel.

Piden jarras de cerveza: golpean las manos contra las mesas sobre madera al igual lapso y escuchan la mГєsica ranchera a todo bulto. Gozalo comienza a mover el esqueleto: las puntas sobre su bigote sobre morsa inscribirГ­ВЎ mueven entretanto sonrГ­e. Su esposa: Venecia AlcГЎntara, inscribirГ­ВЎ apresura: saludando y contando historias con una voz resonante.

Los varones para terminar aparecen alrededor de estas 9:30.

En el comedor nunca hay asientos asignados: No obstante la idea es que no exista 2 hembras sentadas una al lado de la otra: que hombres y mujeres se mezclen. Eso no continuamente sucede gran cantidad de se mueven torpemente entre las largas mesas desplazГЎndolo hacia el pelo tratan de obtener asientos cerca sobre las amigos.

Las chicas superan en cantidad a los hombres y gran cantidad de lugares en las mesas permanecen vacГ­os para cuando inscribirГ­ВЎ sirve el bandeja principal: el rabo sobre buey desplazГЎndolo hacia el pelo las papas fritas sobre perfil gordo. La charla en la mesa de Quintana serГ­В­a intermitente desplazГЎndolo hacia el pelo tensa. Ella mira cГіmo su sobrina se rГ­e con los hombres sentados a su bando. Quintana prostituciГіn sobre decir una cosa a los miembros masculinos que se encuentran frente a la novia, pero su comentario serГ­В­a casi ignorado y no ha transpirado entonces vuelve a dedicarse al rabo sobre toro. La mesa es silenciosa, a excepciГіn de el chasquido sobre tenedores desplazГЎndolo hacia el pelo cuchillos.

La chica sobre Colombia coquetea con el hombre a su ala. InscribirГ­ВЎ conocieron en un suceso realiza unos aГ±os y se juntan de ocasiГіn en cuando. La sola razГіn razГіn por la que la que caldo al hotel, dice luego, fue de verla. Aunque en la mesa de el comedor: ella dice que sГіlo son amistades. Frunce el ceГ±o.

Las caravanas han generado durante abundante lapso controversia. Las feministas han organizado protestas contra las caravanas: seГ±alando que la generalidad de estas mujeres son inmigrantes latinoamericanas, entretanto que los miembros masculinos tienden a acontecer terratenientes que viven en regiones profundamente conservadoras, en donde las restos sobre la ideologГ­a catГіlica derechista sobre Franco ocupan un punto preponderante.

En noviembre, miembros del partido sobre Izquierda Unida de La Mancha, en Castilla, escribieron un producto sobre impresión Con El Fin De el diario El corriente en el que afirmaban que las caravanas trataban a las mujeres “como mercancías” y no ha transpirado eran “un vestigio de un ayer del viejo ambiente, profundamente machista”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *